Reducción de daños en usuarios de drogas parenterales

Dentro del programa de reducción de daños en usuarios de drogas por vía parenteral, se realiza el Programa de Intercambio de Jeringuillas (PIJ). El primer PIJ se puso en marcha en Holanda en 1984, con el objetivo de evitar la propagación de una epidemia de hepatitis B entre la población UDVP (usuarios de droga por vía parenteral). Posteriormente, tras comprobarse su efectividad no sólo para prevenir la hepatitis B, sino también la infección por el VIH, estos programas se expandieron por otros países de la Unión Europea, Australia, Canadá y Estados Unidos y en España.

El Comité Ciudadano Anti-sida de Asturias, lleva a cabo este programa actualmente en:

- El propio local del Comité Anti-Sida en la caller Ramón y Cajal, 39 bajo en Gijón dentro de su horario habitual: de lunes a viernes de 10:00-14:00 / 16:00-20:00 horas

- Zona de la Cuenca Minera, los lunes:

  • Hospital Adaro en Sama de Langreo de 10:00 a 10:30
  • En El Entrego (zona del aparcamiento antes de llegar al Pozo Entrego) de 11:15 a 11:45
  • En Sotrondio, Avenida Puente Los Gallegos (en la subida al Pozo San Mamés) de 12 a 12:30
  • En Pola de Laviana (entrada de la Residencia Geriátrica) de 12:45 a 13:15

  •  En Hospital de Villa (Riaño), entrada principal Hospital Valle del Nalón de 13:40 a 14:30

- Oviedo, los viernes:

  • Zona Plaza de Toros, de 12:00 a 12:30 horas
  • Zona Cocina Económica, de 12:45 a 13:30 horas

 

  • ¿Qué son los PIJs?

Los PIJs son programas que proveen a los UDVP de material de  inyección estéril y otro tipo de servicios, de forma gratuita, a cambio de la entrega de sus jeringuillas usadas.

El intercambio de jeringuillas, no obstante, no debe ser en ningún caso el fin último de estos programas. Por el contrario, éstos forman parte de una estrategia global de "reducción de riesgos", que incluye educación sanitaria, consejo y acercamiento de los UDVP que lo requieran o lo demanden a los servicios socio-sanitarios de atención existentes.

 

  • Objetivo general

El objetivo esencial de un PIJ es común al objetivo general de otros programas de reducción de riesgos: prevenir la infección por el VIH y otras enfermedades de transmisión sanguínea en la población usuaria de drogas inyectables, evitando el uso compartido de jeringuillas.

 

  • Actividades de los PIJs 

Las actividades fundamentales que llevan a cabo los PIJs para la consecución de estos objetivos son fundamentalmente tres:

1. Distribución de material de inyección estéril (jeringuillas, toallitas de alcohol, agua para inyección, ácido cítrico, etc.), lo que denominamos sanikit, preservativos y recogida y eliminación de las jeringuillas usadas.

2. Proporcionar información, educación sanitaria y consejo a los usuarios del programa.

3. Derivación de los usuarios que lo requieren o lo desean, a otros recursos socio-sanitarios existentes en el área de actuación del programa.

Es importante garantizar la estabilidad y continuidad en el tiempo de estas actividades.

Para acceder como usuario a este programa no es necesario ningún requisito especial, tampoco datos personales, es confidencial y anónimo.

Modificado por última vez en Jueves, 11 Enero 2018 19:27
Más en esta categoría: « Apoyo psicológico profesional LUNA »