×

Advertencia

JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /home/vhiride/public_html/images/198

×

Aviso

There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images/198

Ramón y Cajal 39, bajo

Horario

L-V 10:00-14:00 / 16:00-20:00

Teléfono 985 33 88 32

1 Diciembre día mundial de acción frente al VIH y al SIDA

Una fecha que nos permite visibilizar tanto la situación actual de la respuesta al VIH, como nuestro trabajo y el de las personas con VIH, que cada día se esfuerzan por afrontar las implicaciones que conlleva esta enfermedad en diferentes ámbitos de la vida.

Según los últimos datos de ONUSIDA, a final de 2015, 36,7 millones de personas en todo el mundo vivían con el VIH, 2,1 millones contrajeron la infección por el VIH y 1,1 millones fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida. A fecha de junio de este año 18.2 millones de personas tuvieron acceso a la terapia antirretrovírica.

Un nuevo informe de ONUSIDA revela tendencias preocupantes en las nuevas infecciones por el VIH en los adultos. El Informe sobre las carencias en la prevención muestra que, aunque se están logrando progresos significativos en la detención de las nuevas infecciones por el VIH en los niños, descendiendo los casos de nuevas infecciones en niños en un 50% desde 2010,  no han habido reducciones en nuevas infecciones por el VIH en adultos. El informe resalta la necesidad de ampliar de forma urgente la prevención del VIH en ese grupo de edad. También deja claro que hay que intensificar las iniciativas de prevención del VIH para mantener la Acción Acelerada para poner fin al sida para el 2030, como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La campaña de ONUSIDA de este año: Levantemos las manos por la #prevenciónVIH explora diferentes aspectos de la prevención del VIH y cómo afectan a determinados grupos, como las adolescentes y mujeres jóvenes, las poblaciones clave y las personas que vivimos con el VIH.

Siguiendo esta campaña y manteniendo el lema LEVANTEMOS LAS MANOS POR LA PREVENCION VIH, hemos diseñado nuestra imagen para este año:

SIEMPRE POSITIVO para iniciar tratamiento

SIEMPRE POSITIVO para no transmitir el VIH

SIEMPRE POSITIVO para cuidar tu salud

SIEMPRE POSITIVO para defender tus derechos

SIEMPRE POSITIVO hazte la prueba

Según los últimos datos facilitados ayer por la Consejería de Sanidad, en 2015 se notificaron en Asturias 66 nuevos diagnósticos de VIH, de los que el 82% corresponden a hombres, siendo el grupo de edad más afectado, el de 35 a 44 años.

Es necesario diagnosticar el VIH de una forma precoz, lo peor del VIH es no saberlo, la prueba del VIH es una herramienta que tenemos a nuestro alcance y cada vez contamos con mas opciones y espacios diferentes para poder elegir donde hacerla, hagamos uso de ellos y acabemos con el diagnóstico tardío y con la estimación de que el 25-30% de las personas que viven con el VIH, lo desconocen. Tenemos claro que "UNO NO SE INFECTA POR QUIÉN ES, POR LO QUÉ ES, NI POR LO QUE HACE, SINO POR COMO LO HACE"

El VIH no es una simple infección, es una pandemia, y  no ser capaz de entender esto sin matices es una manera de mirar a otra parte y no implicarse. El VIH/SIDA sigue siendo una grave dolencia que debe ser prevenida con formación, información, y sobre todo con una mentalidad abierta, solidaria, reivindicativa, y  capaz de respetar a las personas sin permitir que se vulneren sus derechos”.

Durante los últimos años hemos vivido múltiples cambios en el conocimiento de la infección por el VIH. Los logros alcanzados en este tiempo han sido muchos, pero no tenemos que quedarnos ahí. Las políticas de prevención, diagnóstico, seguimiento y tratamiento deben seguir siendo la senda a seguir.

Consideramos fundamental avanzar en la lucha contra la discriminación, el estigma y el prejuicio, para lo que debemos promover la eliminación de todas aquellas actitudes, normas y prácticas que generen estigma, discriminación y/o trato diferente por motivos de enfermedad, en los ámbitos laboral, social, escolar y económico. Es imprescindible dirigir esfuerzos para garantizar los derechos sociales y laborales y avanzar en la normalización de la infección. La experiencia nos ha demostrado que los programas y estrategias frente al VIH consiguen mejores resultados cuando se fundamentan en los derechos humanos e implican a la población afectada. La continuidad y perseverancia en las políticas en respuesta al VIH es fundamental y deben incluir a las poblaciones más vulnerables.

{gallery}198{/gallery}