Cambios hormonales

Los estudios han demostrado que el VIH puede afectar la capacidad del cuerpo para producir y mantener los niveles hormonales. Existen muchos tipos de hormonas.

Las hormonas que aparentemente resultan más afectadas por el VIH son las siguientes:

  • Estrógenos y progesterona: hormonas sexuales femeninas que se producen en los ovarios.
  • Testosterona: hormona sexual masculina que se encuentra en pequeñas cantidades en el cuerpo de la mujer. La testosterona se produce en las glándulas suprarrenales (que se encuentran justo sobre los riñones) y en los ovarios.
  • DHEA: hormona esteroidea que puede estar vinculada a la función inmunitaria y a la energía.

Algunos de los medicamentos que se utilizan para tratar las afecciones relacionadas con el VIH también pueden tener un efecto sobre los niveles hormonales. Entre ellos se incluyen:

  • Cytovene (ganciclovir)
  • Megace (megestrol acetato)
  • Nizoral (ketoconazol)

Los cambios en tus niveles hormonales pueden alterar muchas de las funciones de tu cuerpo. Algunos de los síntomas provocados por los cambios hormonales son:

  • Ciclos menstruales anormales que pueden incluir menopausia precoz en mujeres VIH+
  • Pérdida de peso
  • Dolores de cabeza
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Depresión
  • Alteraciones del sueño
  • Fatiga
  • Reducción de la densidad ósea
  • Sequedad vaginal
  • Falta de deseo sexual
  • Dificultad para quedar embarazada
Más en esta categoría: « Problemas en la piel Neuropatía »