Relación Médico-Paciente

Valora este artículo
(0 votos)

Durante el desarrollo de la infección, las personas VIH+ somos, de todos los grupos de pacientes, probablemente las más propensas a mantener un contacto frecuente con el médic@. La relación que entables con tu médic@ es una de las más importantes que tendrás después del diagnóstico.

Una buena autoestima y el control sobre el uso de tus fármacos es esencial para establecer una relación de confianza con tu médic@.

Tod@s l@s pacientes necesitan que su médic@ sea abiert@, franc@ y comunicativ@, y que sea clar@ cuando él o ella no sepa las respuestas a tus preguntas.

Para ser un/-a paciente eficiente sería beneficioso que te implicaras en tu propio cuidado, lo cual dependerá del tipo de persona que seas.

Estar preparad@ para tus consultas es una responsabilidad compartida. Haz preguntas hasta que aclares tus dudas. Si crees que tal vez se te olvide algo de lo que tu médic@ te diga durante la consulta, es recomendable que tomes notas de todo lo que consideres importante. Asimismo, si crees que durante la consulta es probable que no recuerdes las dudas que te gustaría aclarar, es recomendable que las anotes previamente.

Mantener el contacto con el/la mism@ médic@ puede ser extremadamente difícil, ya que normalmente están muy ocupad@s y el personal rota constantemente.

Más en esta categoría: « Diagnostico