Relaciones afectivo sexuales

El amor, el sexo y las relaciones también son un capítulo importante dentro de la calidad de vida. Después de conocer tu condición de seropositivo, puede ser difícil volver a ver el sexo como algo placentero, emocional e íntimo. Son muchos los que piensan que el sexo se ha acabado para ello, algunas personas se quejan de disminución del deseo sexual, de problemas para alcanzar la erección o de la disminución de la lubricación en mujeres. Es posible en estos casos que el interés por el sexo pueda verse notoriamente disminuido, o los sentimientos de vergüenza o culpa que en la mayoría de ocasiones lleva asociados la enfermedad sean más palpables.

Reconocer y aceptar tus sentimientos puede ser el primer paso para superarlos y poder volver a disfrutar de tu vida sexual, pero date tu tiempo. Recuerda que en tus relaciones sexuales compartes decisiones con otras personas que dependen de tu honestidad. Seguramente se trata de una decisión difícil y por ello, son muchas las personas que evitan hablar del tema por el temor a ser rechazadas.

Posiblemente sorprender a tu pareja con esta revelación pueda comportarte un conflicto más o menos importante según sea en ese momento tu estado de ánimo, pero cuando decides sincerarte a la otra persona y comienzas a hablar se sexo más seguro puede ser que consigáis una relación mutuamente responsable y posiblemente más satisfactoria.

El concepto de sexo más seguro no sólo significa protección de la pareja, sino que también representa protección para ti frente a una posible reinfección por otro virus que incluso podría ser resistente a la mediación que estés tomando, también supone evitar la transmisión de posibles Infecciones de Transmisión Sexual.

Modificado por última vez en Miércoles, 12 Junio 2013 10:24