Historia natural de la enfermedad en el niño no tratado

El hecho de que los niños se infecten por transmisión vertical determina que el VIH incida en una etapa en la que su sistema inmune está en pleno proceso de desarrollo. Los niños que se infectan durante el embarazo o en el momento del parto presentan cargas virales más elevadas que los adultos, superando el millón de copias por mililitro en los primeros meses, manteniéndose altas por encima de cien mil copias- hasta los tres años y estabilizándose entonces.

El periodo de incubación en los niños dura unos cinco meses, en comparación con los 4 años en los adultos. En ausencia de tratamiento, la progresión de la enfermedad es más rápida que en los adultos situándose la mediana de supervivencia entre los 7 y los 8 años; algunos niños, en torno al 20%, presentan una enfermedad con progresión más rápida y peor pronóstico, evolucionando a sida antes del año y con una supervivencia media inferior a dos años.

Más en esta categoría: Tratamiento del niño infectado »