Son aquellas prácticas que aumentan la posibilidad de contraer el VIH, por eso se llaman de riesgo. Sexo sin protección ó intercambio de material para el uso de Drogas inyectables son prácticas de riesgo